El auge de las costaneras se trasladó al Este del país, donde los pobladores de la Capital Continental aclaman la construcción de una franja costera a orillas del Lago Itaipú.
El proyecto es acompañado por las autoridades de la comunidad.
Situada a 15 kilómetros al norte de Ciudad del Este, en el Departamento de Alto Paraná, Hernandarias quiere sumar un nuevo encanto a sus múltiples atractivos.
Cuna de una de las hidroeléctricas más grandes del planeta:
Itaipú Binacional, es un punto casi obligado en la ruta de turistas extranjeros y nacionales.
Alberga además a la represa Acaray y cuenta en su haber con otros importantes puntos que valen la pena conocer y visitar, como la reserva biológica de Itabó, los museos de la Tierra Guaraní y el de Historia Natural, así como el zoológico de Itaipú.
El refugio Tatí Yupí posee áreas recreativas a orillas del lago y del río Tatí Yupí, donde los visitantes pueden realizar safari fotográfico,
visitas guiadas y paseos en lancha, pero la comunidad de Hernandarias no se conforma y quiere más.
Ahora pelea por una Costanera a orillas del Lago Itaipú, un proyecto que cada vez va cobrando más fuerza.
En las últimas semanas se conformó un equipo técnico para elaborar el proyecto. Los técnicos tienen 60 días para presentar el
trabajo y fijar la fecha de inicio de la obra.
El nuevo grupo de trabajo está conformado por cuatro técnicos de Itaipú, tres profesionales de la Municipalidad de Hernandarias y dos expertos del Parque Tecnológico de la Binacional.
La idea es que Itaipú financie la obra, una vez que el plan sea aprobado por el director. “Todo está muy bien encaminado y, si continuamos así, este año se construye e inaugura la Costanera”, manifestó Mario Castillo, intendente de la localidad.
Para el gerente general de Fénix Emprendimientos Inmobiliarios, Ricardo Ávalos, las costaneras tienen un potencial muy importante para redefinir el contexto urbanístico y de redireccionar el desarrollo inmobiliario de Asunción y las demás ciudades.
“Basta con observar el incremento de precios de los inmuebles que llegan hasta el 70% y los prospectos de proyecto que se están explorando continuamente”, refiere.
Y agrega que la entrada de una Costanera como proyecto de envergadura es saludable para un mercado inmobiliario, ya que plantea emprendimientos pequeños y medianos.
“Estos emprendimientos van más allá de una simple infraestructura; expertos del mundo inmobiliario ven en estas costas una simbiosis de inversión pública, que permite el avance de la inversión privada”, apunta.
Y en el caso de Hernandarias, distante a escasos kilómetros de la capital del Alto Paraná, la situación es aún más prometedora dado que el comercio fronterizo, pilar de la economía de esa región juega un rol fundamental.
El arquitecto Jorge Villanueva, uno de los integrantes del equipo técnico, explicó que ya visitaron parte de la zona donde se pretende construir la Costanera para los trabajos topográficos y se realizaron los primeros trabajos.
Una vez que el equipo técnico elabore todo el proyecto de la Costanera, se prevé la conformación de una mesa de coordinación que se encargará de los siguientes procesos, para ir concretando el plan establecido.
El proyecto La propuesta de zonificación que se detalla en la imagen es el punto de partida de los trabajos de diseño para
la futura Costanera de Hernandarias.
En ella se expone su posible configuración, representando en línea amarilla la circulación vehicular; en color naranja la peatonal y la ciclovía, con sus respectivos empalmes hasta el agua, y en color crema la franja destinada a playas.
Por otro lado, se indican en gris los bolsones de estacionamiento, en verde el área de parquización; y en el extremo inferior derecho, en magenta, el sector de campos de deportes.
Cabe recalcar que este planteamiento se irá ajustando a los informes topográficos que arrojen los trabajos de altimetría que se iniciaron en el área de intervención.

Temas relacionados


Categorías: Novedades